¿Dónde quedó Cuba la bella? Tendencias de Mexico

Uno de los países más avanzados de la primera mitad del siglo XX fue Cuba, con inventos revolucionarios, entre otros el uso de energías desconocidas en la mayoría de países, la proliferación de la imprenta y la radiodifusión, de la cultura que exportaba a través de sus artistas con la sello innegable de un país alegre, inventor de ritmos tropicales que inundaron el mundo, como el mambo y el cha-cha-cha (su inventor, Paco Jorrin Jr., estaba en Tampico) y sus rumberas que hicieron hueco en el cine nacional .

Contó con los mejores grupos egresados ​​de la Escuela Cubana de Ballet, con Alicia Alonso (que actuó en la orilla de la Laguna del Carpintero) y gimnasia, de campeones mundiales de ajedrez.

Era un pueblo feliz a pesar de malos gobiernos e incluso dictadores que no eclipsaban el espíritu libre y comunicativo … hasta que surgió una revolución supuestamente liberadora de la opresión de un dictador … y del sistema capitalista.

Pero a medida que los líderes revolucionarios cuyas imágenes inundaban el mundo con su toque romántico que deleitaba a la juventud internacional desaparecían de la escena, no había forma de mantener el ideal que movía las almas y las voluntades, ya que el dominio de un sistema obsoleto y anacrónico comenzó a intensificarse. que ya no convenció con su predicación antiimperialista y la consigna de “Patria o muerte”.

La juventud cubana de hoy no niega su país, y prefiere que el lema sea “Patria y Vida, Patria y Trabajo, Patria, Comida y Pasaportes”.

Ya no es el tan cantado embargo y aislamiento, cuarentena y engaño de Estados Unidos. Es el sistema que nadie se atreve a condenar, como hizo Gorbachov al declarar que en la Unión Soviética el sistema político estaba liquidado.

Cuba requiere de nuevos revolucionarios para reemplazar a quienes, luchando contra un dictador, se convirtieron en dictadores, como sucedió en Nicaragua, pero con el agravante de que traicionaron los ideales de un pueblo que siempre anhela a sus verdaderos liberadores. _

Deja un comentario